Fibras y Aditivos Hormigones
Fibras Sintéticas
Fibras Sinteticas Estructurales
Fibras Metalicas
Aditivos Liquidos
Baxi-Fiber P8000
Las fibras Baxi-Fiber P8000 están constituidas por un sistema híbrido POLIOLEFIN y POLIPROPILENO virgen puro al 100%, y son concebidas y fabricadas de acuerdo a las especificaciones de la norma ASTM C-1116 para ser utilizadas como refuerzo en hormigones. Las fibras Baxi-Fiber P8000  aumentan significativamente la tenacidad o fuerza residual del hormigón.
Las fibras Baxi-Fiber P8000 están específicamente fabricadas para uso en hormigones entregando un refuerzo tridimensional mejorando la tenacidad (absorción de energía después de la primera rotura), la resistencia al impacto y la fatiga y agregando superior control de agrietamiento por retracción platica. Las fibras Baxi-Fiber P8000 se comercializan en cortes de 54 mm.
Las fibras Baxi-Fiber P8000 reducen substancialmente la formación de grietas por retracción
plástica, incrementando la capacidad de tensión del hormigón en su estado plástico y eliminando
el refuerzo mediante malla electro-soldada para este propósito.
 
Las fibras Baxi-Fiber P8000 presentan una excelente dispersión, bombeabilidad, nula corrosión y alta adherencia a la matriz cementicia. Son de fácil adición. Reducen la permeabilidad y aumentan la resistencia al impacto y tenacidad por flexión.
 
Las fibras Baxi-Fiber P8000 combinan resistencia con excelente tolerancia a los álcalis y ataques químicos, y son compatibles con otros aditivos como los super-plastificantes.
    
Las principales aplicaciones para las fibras Baxi-Fiber P8000 incluyen:
 
Productos Prefabricados, Pisos Industriales, Estructuras Marinas, Shotcrete, Tuberías de Hormigón, Estructuras Anti-explosión, Obras Portuarias y muchos otros.
  
Procedimientos de Mezcla y Dosificación para 
Baxi-Fiber P8000 :                                                               
Las fibras Baxi-Fiber P8000 se venden en saquitos de papel pre-dosificados listos para añadir directamente al hormigón ( solubles en agua ). La dosificación recomendada varía desde 2.5 Kg/m3 hasta 10 Kg/m3 o más, de acuerdo al uso final y el aporte que se espera de la fibra. La unidad de dosificación básica es de 2.5  Kg/m3. Se requieren 3-4 minutos de revoltura con equipamiento convencional para lograr una distribución óptima de la fibra en el hormigón.